Dios es nuestro refugio y fortaleza

DÍA 37 / ITINERARIO CUARESMAL

Dios es nuestro refugio y fortaleza

VIERNES

 

Sal 46,1-3. “El Señor es nuestro refugio y fortaleza, una ayuda siempre pronta en los peligros. Por eso no tememos,  aunque la tierra se conmueva y las montañas se desplomen hasta el fondo del mar”

Discípulo: Mi corazón no desea nada fuera de Ti solo, oh tesoro de mi corazón. Te agradezco, Señor, por todos los dones que me ofreces, pero yo quiero solamente Tu Corazón. Aunque los cielos son grandísimos, para mí son nada sin Ti. (Diario, 996)

Oremos con santa Faustina (como el Domingo)