Lecturas y reflexiones para cada día - Año 2014

Lecturas y reflexiones para cada día - Año 2014

Día 1 - Diciembre 16:

Su bendita Palabra hoy me dice: Porque vino Juan a ustedes enseñando el camino de la justicia, y no le creyeron; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. (Mt 21, 28-32).

Hoy le pedimos al Señor el don de la fe. Esa misma que hizo que María acogiera la Palabra y la guardara en su corazón. Al iniciar este caminar hacia el portal de Belén, pidamos al Señor nos conceda seguir creyendo en Él y creerle a su mensaje de amor.

Papa Francisco: “Desde la experiencia fundante del amor familiar, el hombre crece también en su apertura a Dios como Padre. Por eso el Documento de Aparecida indicó que la familia no debe ser considerada solo objeto de evangelización, sino también agente evangelizador (cf. NN 432, 435). En ella se refleja la imagen de Dios que en su misterio más profundo es una familia y, de este modo, permite ver el amor humano como signo y presencia del amor divino (Carta enc. Lumen fidei, 52). En la familia la fe se mezcla con la leche materna. Por ejemplo, ese sencillo y espontáneo gesto de pedir la bendición, que se conserva en muchos de nuestros pueblos, recoge perfectamente la convicción bíblica que la bendición de Dios se transmite de padres a hijos.

Conscientes que el amor familiar ennoblece todo lo que hace el hombre, dándole un valor añadido, es importante animar a las familias a que cultiven relaciones sanas entre sus miembros, a que sepan decirse unos a otros “perdón”, “gracias”, “por favor”, y a dirigirse a Dios con el hermoso nombre de Padre.” Mensaje del Papa al Congreso de Familias, Panamá, agosto 2014.

Mi compromiso: Cultivar los valores en mi familiar. Regresar a la Novena.


Día 2 - Diciembre 17:

Su bendita Palabra hoy me dice:“y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.” (Mateo 1, 1-17).

La genealogía de Jesús nos permite comprender que aunque en los hombres de la historia haya pecado, un pasado oscuro, en Jesús hay redención. Él asumió sobre sí nuestro pecado. En nuestra historia de salvación, si Eva desobedeciendo cerró la puerta del paraíso, María con su obediencia, al acoger la Palabra encarnada, abre de nuevo la vía de la gracia.

Papa Francisco: “Todos somos pecadores. Incluso el Papa se confiesa cada dos semanas, porque el papa es también un pecador”, dijo Francisco durante una audiencia general.

El Sumo Pontífice explicó que cada 15 días se sienta frente a su confesor. “Él escucha las cosas que le cuento, me aconseja y me perdona. Y yo necesito este perdón”, subrayó.
“Es un poco difícil entender cómo un hombre puede perdonar los pecados. Jesús nos da el poder. La Iglesia es depositaria del poder de las llaves, para abrir o cerrar, de perdonar.”, agregó. Audiencia General.

Mi compromiso: Comenzar a preparar mi acercamiento al Sacramento de la Reconciliación antes de la Navidad. Regresar a la Novena.


Día 3 - Diciembre 18:

Su bendita Palabra hoy me dice:“Miren: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros.””Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer. (Mt 1, 18, 24).

Se nos presenta lo que llamamos la anunciación a José. El hombre justo, fiel, orante, trabajador y prudente. Desde el silencio también como María dio su Sí incondicional, aunque de momento no entendiera muchas cosas. Es la obediencia de la fe.

Papa Francisco nos dice: “Para escuchar al Señor, es necesario aprender a contemplarlo, a percibir su presencia constante en nuestra vida; es necesario detenerse a dialogar con Él, darle espacio con la oración. Cada uno de nosotros, también ustedes chicos, chicas y jóvenes, deberían preguntarse: ¿qué espacio doy al Señor?, ¿me detengo a dialogar con Él? Desde cuando éramos pequeños, nuestros padres nos han acostumbrado a iniciar y a concluir el día con una oración, para educarnos a sentir que la amistad y el amor de Dios nos acompañan. ¡Acordémonos más del Señor en nuestras jornadas!”

“Queridos hermanos y hermanas, pidamos a san José y a la Virgen María que nos enseñen a ser fieles a nuestros compromisos cotidianos, a vivir nuestra fe en las acciones de cada día y a dar más espacio al Señor en nuestra vida, a detenernos para contemplar su rostro.”

Mi compromiso: Ordenar mi tiempo de modo tal que cada día pueda tener un espacio concreto de encuentro personal con el Señor, en la oración. Regresar a la Novena.


Día 4 - Diciembre 19:

Su bendita Palabra hoy me dice:“En tiempos de Herodes, rey de Judea, había un sacerdote llamado Zacarías, del turno de Abías, casado con una descendiente de Aarón llamada Isabel. Los dos eran justos ante Dios, y caminaban sin falta según los mandamientos y leyes del Señor. No tenían hijos, porque Isabel era estéril, y los dos eran de edad avanzada.” (Lc 1, 5-25).

El nacimiento de Juan Bautista, es prueba que para Dios nada hay imposible. Él es fiel y se compadece de nosotros. Viene siempre en nuestra ayuda.

Papa Francisco: Dios no se olvida de nosotros, de ninguno de nosotros, ¿eh? De ninguno de nosotros, nos recuerda con nombre y apellido. Nos ama y no se olvida. Qué hermoso es pensar en esto.” (Audiencia General).

Mi compromiso: Vivir cada día con la certeza que Dios camina junto a mí. Regresar a la Novena.


Día 5 - Diciembre 20:

Su bendita Palabra hoy me dice: “El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.” María contestó: “Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.” Y la dejó el ángel. (Lc 1, 26-38).

María recibe el anuncio del ángel. Dice Sí, generosamente. Ayer nos encontrábamos con la duda de Zacarías, hoy la firmeza de María. Ella se proclama con total humildad, servidora del Señor. Coopera generosamente, se dispone, contribuye al Plan del Altísimo. El Todopoderoso, cuenta con el libre consentimiento de su creatura.

Papa Francisco:“Es una cosa fea cuando se ve a un cristiano que no quiere agacharse, que no quiere servir. Un cristiano que se pavonea es feo. Ese no es cristiano, es pagano. El cristiano sirve y se agacha.”, agregó. “La Navidad es una fiesta de confianza y esperanza, que supera la incertidumbre y el pesimismo. Y la razón de nuestra esperanza es ésta: que Dios está con nosotros y Dios se fía aún de nosotros.”

Mi compromiso: Darle sentido autentico a mi vida, poniéndome al servicio de los demás. Regresar a la Novena.


Día 6 - Diciembre 21:

Su Palabra hoy me dice “No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.” (Lc 1, 26-38).

La respuesta al llamado del Señor puede generar temor. Hoy ese “No temas”, asumámoslo en primera persona. Comprometámonos en la causa del reino sin vacilación. Independiente de la situación que hoy puedas estar viviendo, reconoce la grandeza de Jesús y cree que verdaderamente su Reinado no acaba.

El Papa Francisco nos dice: “La novedad nos da siempre un poco de miedo, porque nos sentimosmás seguros si tenemostodo bajo control, si somos nosotros los que construimos, programamos, planificamos nuestra vida, segúnnuestros esquemas, seguridades, gustos. Y esto nos sucede tambiéncon Dios. Con frecuencia lo seguimos, lo acogemos, pero hasta un cierto punto; nos resulta difícil abandonarnos a Él contotal confianza, dejando que el Espíritu Santo anime, guíe nuestra vida, en todas las decisiones; tenemos miedo a que Dios nos lleve por caminos nuevos, nos saque de nuestros horizontes con frecuencia limitados, cerrados, egoístas, paraabrirnos a los suyos.”

Mi Compromiso: Proclamar a Jesús como Rey y Señor de mi vida. Renunciar a mis temores. Regresar a la Novena.


Día 7 - Diciembre 22:

Su bendita Palabra hoy me dice:En aquel tiempo, María dijo: “Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. (Lc 1).

María como fiel discípula escucho el anuncio y como misionera se pone en camino a la montaña. Va a llevar a Jesús a casa de Isabel y Zacarías. Y la casa se llenó de alegría. Sirviendo María alaba al Señor. Su gratitud se hace entrega generosa.

Papa Francisco:“Hoy que la Iglesia quiere vivir una profunda renovación misionera, hay una forma de predicación que nos compete a todos como tarea cotidiana. Se trata de llevar el Evangelio a las personas que cada uno trata, tanto a los más cercanos como a los desconocidos. Es la predicación informal que se puede realizar en medio de una conversación y también es la que realiza un misionero cuando visita un hogar. Ser discípulo es tener la disposición permanente de llevar a otros el amor de Jesús y eso se produce espontáneamente en cualquier lugar: en la calle, en la plaza, en el trabajo, en un camino.” (El Gozo del Evangelio 127).

Mi compromiso: Por desborde de gratitud ir a otros, llevando el mensaje del amor de Dios. Compartiendo el testimonio de lo que Él ha hecho en mí, por su misericordia. Regresar a la Novena.


Día 8 - Diciembre 23:

Su Palabra hoy me dice:Los vecinos quedaron sobrecogidos, y corrió la noticia por toda la montaña de Judea. Y todos los que lo oían reflexionaban diciendo: ¿Qué va a ser este niño? Porque la mano del Señor estaba con Él”. (Lc 1).

El nacimiento del Bautista es motivo de sorpresa pero también de alegría para los vecinos de Isabel y Zacarías. Y se preguntan para qué estará destinado. Hoy valdría la pena reflexionar cómo estamos guiando el caminar de nuestros hijos. Su futuro está hoy en nuestras manos, según lo que hoy les ofrezcamos. Recibiremos nosotros y la sociedad, según lo que hoy estemos sembrando en ellos.

Papa Francisco: ¿Qué es la familia? Más allá de sus acuciantes problemas y de sus necesidades perentorias, la familia es un “centro de amor”, donde reina la ley del respeto y de la comunión, capaz de resistir a los embates de la manipulación y de la dominación de los “centros de poder” mundanos. En el hogar familiar, la persona se integra natural y armónicamente en un grupo humano, superando la falsa oposición entre individuo y sociedad. En el seno de la familia, nadie es descartado: tanto el anciano como el niño hallan acogida. La cultura del encuentro y el diálogo, la apertura a la solidaridad y a la trascendencia tienen en ella su cuna.

Las relaciones basadas en el amor fiel, hasta la muerte, como el matrimonio, la paternidad, la filiación o la hermandad, se aprenden y se viven en el núcleo familiar. Cuando estas relaciones forman el tejido básico de una sociedad humana, le dan cohesión y consistencia. Pues no es posible formar parte de un pueblo, sentirse prójimo, tener en cuenta a los más alejados y desfavorecidos, si en el corazón del hombre están fracturadas estas relaciones básicas, que le ofrecen seguridad en su apertura a los demás.” (Mensaje del Papa al Congreso de Familias, Panamá, agosto 2014).

Mi compromiso: Sanar mi relación con quienes me rodean. Regresar a la Novena.


Día 9 - Diciembre 24:

Su Palabra hoy me dice: “Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, nos visitará el sol que nace de lo alto, para iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte, para guiar nuestros pasos por el camino de la paz.” (Lc 1).

Reconocemos a Jesús como el sol que ha venido a iluminar la noche oscura en la cual el mundo estaba sumergido por el pecado. El mismo se presentó luz que guía por camino seguro. Es necesario que queramos acoger su luz.

Papa Francisco:“Hoy, estamos invitados a abrirnos a la luz de Cristo para llevar fruto a nuestra vida, para eliminar los comportamientos que no son cristianos, para caminar decididamente sobre el camino de la santidad. Ella tiene su inicio en el bautismo. De hecho también nosotros hemos sido “iluminados” por Cristo en el bautismo, para que, como nos recuerda san Pablo, podamos comportarnos como “hijos de la luz” (Ef 5, 8), con humildad, paciencia, misericordia.” (Ángelus en San Pedro).

Mi compromiso: Sacar de mi vida todo lo que es contrario a la luz de la Verdad que es Cristo mismo. Regresar a la Novena.


About the Author