Triturado por nuestros crímenes, soportó nuestros sufrimientos

DÍA 13 / ITINERARIO CUARESMAL

Triturado por nuestros crímenes, soportó nuestros sufrimientos

MARTES

TRITURADO POR NUESTRO CRÍMENES, SOPORTÓ NUESTROS SUFRIMIENTOS

Is 53,5-6. “Despreciable y desecho de hombres, varón de dolores y sabedor de dolencias, como uno ante quien se oculta el rostro, despreciable, y no le tuvimos en cuenta.  ¡Y con todo eran nuestras dolencias las que él llevaba y nuestros dolores los que soportaba! Nosotros le tuvimos por azotado, herido de Dios y humillado. El ha sido herido por nuestras rebeldías, molido por nuestras culpas. El soportó el castigo que nos trae la paz, y con sus cardenales hemos sido curados. Todos nosotros como ovejas erramos, cada uno marchó por su camino, y Yahveh descargó sobre él la culpa de todos nosotros.

Discípulo: Aunque exteriormente tengo muchos sufrimientos y distintas adversidades, no obstante esto no disminuye mi vida interior ni por un momento, ni turba mi recogimiento interior. No temo el momento del abandono por parte de las criaturas, porque aunque me abandonaran todos, no estaría sola, porque el Señor está conmigo y aunque el Señor se ocultara también, el amor lo encontraría, porque para el amor no existen ni puertas ni guardias; ni siquiera el lúcido querubín con la espada de fuego logra detener el amor; éste atraviesa selvas y desiertos, se abre paso por entre tempestades, rayos y tinieblas y llega a la fuente de la cual ha salido y allí se quedará por la eternidad. Todo tiene un fin, pero el amor, nunca. (Diario, 1022)


Oremos con santa Faustina (como el Domingo)