Encuentro de formación con los Misioneros en Panamá

Panamá

La Casa de la Misericordia de Panamá el 11 de Agosto de 2012 de nueve de la mañana a una de la tarde compartió por primera vez en su sede el Proyecto Misioneros de la Misericordia, fue una experiencia única. Dicha formación responde a los lineamientos nacionales que nos invitan a que una vez al mes se ofrezca la formación en nuestra sede. Siete fueron los hermanos que asistieron los cuales con atención y mucha disposición vivieron y experimentaron nuestro Camino Diario de Oración Personal, descubrieron en él una manera sencilla y segura para vivir su oración personal. Al final de la jornada cada uno de los participantes adquirió su Kit del Misionero y recibieron su certificado de participación. Todos salieron con el deseo de vivir diariamente el Método y compartirlo con los demás. Una vez lo vivan y se lo compartan por lo menos a siete personas serán enviados y se les colocará el Pin de Misioneros en la Eucaristía de Socios.

El mismo día sábado de 3:00 a 6:00 le compartimos el proyecto: Misioneros de la Misericordia para producir una nueva primavera Espiritual en la Iglesia Católica en el templo parroquial de la Merced en el Casco Antiguo, eran aproximadamente a 30 agentes de la Pastoral Penitenciaria de Panamá, ellos junto a Padre Edi quien es el asesor nacional, estuvieron muy atentos a cada uno de los temas, al final la propuesta fue poder vivir el encuentro e iniciar un proceso para compartírselos a los hermanos privados de libertad para que sean ellos mismos los que se lo vayan compartiendo a sus compañeros. Creemos que de esta manera se lograremos potencializar la capacidad evangelizadora de los internos y así ellos se unirán al llamado del Papa y los obispos a ser Discípulos y Misioneros de Jesucristo.

Una vez terminado enseguida nos dirigimos al Barrio del Chorrillo a la Parroquia de Fátima y compartimos con el grupo de jóvenes Huellas el proyecto. Eran aproximadamente 15 jóvenes adultos los cuales tuvieron la oportunidad de vivir paso a paso nuestro Camino Diario de Oración Personal, ellos escribieron en una hoja lo que el Señor les comunicaba y pudimos compartir algunas reflexiones. Ellos quedaron que en adelante fortalecerán su vida de Oración Personal a través del Manual del Misioneros, en una próxima reunión concluiremos con la formación y les entregaremos su certificado. Con ellos compartimos desde las 7:30 de la noche y concluimos a las 10:15, fue todo un día invitando a los muchos hermanos al encuentro con la Palabra de Dios y recordándoles que todos estamos llamados a ser protagonistas en la Misión Continental. Es así hermanos como la Casa de la Misericordia de Panamá se prepara para vivir el Año de la Fe que inicia este próximo 11 de octubre.